Moneyball: los “despachos” de los clubes de fútbol y la asistencia a los estadios

a publicación en 2003 del libro de Michael Lewis, Moneyball, y la posterior película basada en dicho libro, dieron a conocer al gran público la sorprendente experiencia protagonizada en 2002 por el equipo Oakland Athletics de la Major League Baseball americana, al finalizar en segunda posición en la fase regular en cuanto a número de victorias y alcanzar las series finales. Todo ello conseguido con el segundo presupuesto más bajo de dicha liga.

Ese momento podría ser considerado en la historia del deporte profesional como la primera manifestación de cómo la información estadística, recogida en todos los partidos de las ligas de deportes profesionales americanos, pasaba de ser utilizada únicamente con finalidades tácticas y estratégicas de carácter deportivo a ser utilizada en la gestión económica de los clubes, en particular la contratación, en beneficio de un mejor rendimiento deportivo.

Enlace a la editorial completa de Jaume García en la web de la SEED.

Esta entrada fue publicada en SEED. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.