Nuevas experiencias deportivas en las estaciones de esquí

La Molina acaba de estrenar el Slalom 4 Motion by Volkswagen, una instalación situada en la pista Trampolí que permite que los esquiadores puedan imitar a los corredores profesionales y, además, llevarse a casa como recuerdo las imágenes del descenso gracias al sistema de cámaras instalado a lo largo de todo el recorrido. El circuito se activa automáticamente con el ‘forfait’ electrónico de La Molina y tiene una longitud de 282 metros, con la salida situada a 1.750 metros de altitud y la línea de llegada, a 1.705 metros.

Por su parte, Vaquèira-Beret puso en marcha a mediados de diciembre el Audi Ski Kronos, una instalación de funcionamiento muy parecido y que hasta el momento ya registra más de 10.000 bajadas. Se trata de un descenso en formato de eslalon gigante abierto a todos los esquiadores que quieran competir contra el reloj, ya que se activa con el código de barras del ‘forfait’. De trazado fácil, cuenta con unas 12 puertas y está situado al lado de la terraza del Restaurante 2200, para crear cierta sensación de espectáculo. La carrera de cada esquiador también se cronometra y graba de forma automática y se puede descargar desde su portal web, para luego compartirlo en las redes sociales.

Enlace a la noticia completa aparecida en El Periódico.

Esta entrada fue publicada en esqui. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.