Objeciones más comunes a la hora de vender

Que si el precio es muy caro, que si ya tenemos ese servicio con otra empresa o internamente, que no tenemos presupuesto, son algunas de las objeciones más comunes con las que nos encontramos. Está estudiado que, casi siempre, y en todos los sectores las objeciones son las mismas, aquí os ponemos las más comunes y cómo poder rebatirlas ante nuestro interlocutor:

Tenemos el servicio cubierto internamente: entonces lo que debemos de hacer es complementar con nuestra propuesta el servicio que ya tienen cubierto de forma interna.
Tenemos el servicio cubierto por otra empresa: habrá que hacerle ver nuestras ventajas y la capacidad que tenemos para cumplimentar el servicio actual que tienen.
El precio es muy alto: si fuese realmente alto nadie compraría nuestros servicios y no tendríamos negocio, cosa que no pasa por lo que hay que demostrar que lo que se vende vale realmente el precio que se pide, siempre habrá competidores más baratos pero también los habrá más caro, hay que hacerle ver eso.
No tenemos presupuesto: quizás no es el momento adecuado para vender ese servicio por lo que habrá que establecer una relación duradera para que, cuando sea el momento, vender ese servicio que ahora no pueden comprar.

Estas son las objeciones más comunes con las que nos encontramos a la hora de vender, sea el sector que sea, sólo teniendo un plan para cada una de ellas nos garantizará salir más airosos que si recurrimos a la improvisación o al no seguimiento comercial después de una objeción.

Esta entrada fue publicada en vender. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.