Open Camp, en concurso de acreedores

Open Camp se ha visto definitivamente abocada al concurso de acreedores. La promotora del parque temático del deporte, ubicado en el Anillo Olímpico de Montjuïc, se acogió el pasado mes a la antigua suspensión de pagos para conseguir un nuevo calendario de pagos que les permita mantener su operativa a las puertas de su segunda temporada estival.

El pasivo de la compañía oscila entre 3,5 millones y 4 millones de euros, según publica Expansión. El rotativo económico señala que los acreedores son mayoritariamente los propios accionistas, con los que se ha acordado la devolución del dinero en un plazo de tres años, con uno de carencia. El procedimiento se está tramitando en el Juzgado Mercantil número 8 de Barcelona.

En paralelo, los socios de Open Camp han ejecutado una ampliación de capital por 1,2 millones de euros para que el complejo pudiese abrir sus puertas el sábado pasado. Se trata del importe que su fundador, Paco Medina, anunció en diciembre que serían necesarios para asegurar su continuidad un año más. Al mismo tiempo, se ha ejecutado un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a veinte personas, situando la plantilla en unos setenta efectivos.

Esta entrada fue publicada en Open Camp. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.