Pasos a tener en cuenta a la hora de implantar una nueva política de comunicación en la empresa

En muchas empresas existe un problema de comunicación, ya sea entre los empleados, entre los directivos, de directivos hacia sus empleados,  …, yo me atrevería a decir que es uno de los problemas más importantes que tienen todas las empresas y que perjudican en su rentabilidad, a veces el problema es tan grande que se recomienda hacer cambios en la política de comunicación pero para eso tendríamos que tener en cuenta lo siguiente:

– Analizar la situación actual: hemos de ver el porqué la comunicación actual que tenemos implantada en la empresa ha fracasado o no funciona correctamente, es básico este análisis para evitar estos mismos errores en la nueva política de comunicación.

– Ser realistas en los objetivos del cambio: no hemos de pretender cambiar todo de un día para otro y que funcione correctamente al instante, hemos de ser realistas que todo cambio, sea para bien o para mal, tiene un tiempo de adaptación y es por eso que nos hemos de marcar unos objetivos acordes a esa realidad.

– Planificación de la nueva implantación: no podemos hacer un cambio sin tener planificada la nueva implantación y un calendario para ir introduciéndola de forma paulatina, se ha de planificar muy bien para que pueda tener aceptación por parte de todas las partes de la empresa.

– Seguimiento y evaluación: al principio representará un cambio y un tiempo de adaptación, es por eso que el seguimiento y evaluación de estos cambios que nosotros creemos que son para bien resulta básico para que tengamos éxito en esta nueva política de comunicación, además ese seguimiento permitirá ir mejorándola con el paso del tiempo.

Si ponemos en práctica los aspectos anteriores estaremos dando un paso de gigante para fortalecer nuestra empresa, no sólo a nivel de resultados sino a nivel de cohesión y comunicación entre todos los implicados de nuestro proyecto, este será el paso previo e indispensable para mejorar nuestros resultados.

Esta entrada fue publicada en comunicación. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.