Patrocinio. La F1 acepta el patrocinio de las marcas de apuestas

La Fórmula 1 ha cerrado una de las mayores operaciones comerciales de su historia, con un acuerdo por más de 100 millones de dólares para vender patrocinios a compañías de apuestas. Esto supone un cambio radical en este deporte bajo su nuevo equipo gestor. Liberty Media, el grupo controlado por el multimillonario estadounidense John Malone, que adquirió el campeonato de carreras de coches mediante un acuerdo por 8.000 millones de dólares en 2016, ha firmado un contrato con Interregional Sports Group (ISG), una agencia de márketing de Londres, por los derechos globales del patrocinio de la F1.

El acuerdo llega en un momento de preocupación creciente por la influencia de las compañías de apuestas sobre los grupos de deportes, y representa un cambio significativo con respecto a la estrategia del anterior régimen. Bernie Ecclestone, que dirigió la F1 durante casi 40 años antes de la compra de Liberty, se negó a aceptar el respaldo de los grupos de apuestas, creyendo que empañarían la glamurosa imagen de este deporte.

Pero Sean Bratches, director gerente de las operaciones comerciales de la F1, describió el acuerdo como un “movimiento centrado en elaficionado”, ya que miles de espectadores se han acostumbrado a los acuerdos de juego en otros deportes. Añadió que los ingresos mejorarían el espectáculo, financiando a unos equipos que afrontan unos costes enormes para competir. “Se entiende que el patrocinio inyectará dinero en el deporte que mejorará la experiencia para el aficionado”, señaló Bratches. “Hay que equilibrar esto con el servicio que se da a los aficionados. Es una oportunidad que sirve a ambas partes”.

Esta entrada fue publicada en Fórmula 1, patrocinio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.