Polar destaca la mayor precaución del consumidor tras el auge de los costes energéticos y los precios

Tras registrar el pasado 2021 unos resultados similares a los del ejercicio anterior en Europa del sur, el máximo responsable de Polar en dicha área, Manuel Lafora, preconiza que este 2022 “no será un año fácil”. Lo argumenta en base al previsible aumento de la cautela adquisitiva que los actuales sucesos pueden propiciar entre los consumidores en relación a los productos no considerados de primera necesidad.

El responsable de Polar para el sur de Europa, Manu Lafora, considera que la práctica deportiva asociada al uso de productos de la marca se está resituando en la actualidad a niveles algo superiores a los de inicios del 2020, es decir, a los de poco antes del estallido del Covid-19. Así, el fuerte incremento que se produjo tras los confinamientos a causa de la pandemia no ha tenido la continuidad esperada y sólo habría sido fruto, según el ejecutivo,  “de un fenómeno temporal en unos momentos en que la actividad física era una de las pocas actividades que se podían hacer”.

No obstante, Lafora añade que “en cualquier caso está claro que el deporte es una actividad en auge y parece que, después de los gastos de primera necesidad, es en deporte en lo que la gente más está invirtiendo y dedicando tiempo”.

Enlace a la entrevista completa en CMDSport.

Esta entrada fue publicada en deporte, Polar. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.