Retos del deporte femenino para 2021

2021 será un año de grandes retos para la industria del deporte en España. La pandemia del Covid-19 ha dejado un panorama desolador en el sector deportivo, sobre todo en empresas relacionadas con el fitness, empresas de organización de eventos deportivos, las federaciones deportivas y un largo etcétera. El deporte femenino no es ajeno a esta dura realidad y tiene ante sí grandes retos para este año que está a punto de comenzar, destacamos algunos de ellos:

Profesionalización del fútbol femenino

Durante los últimos años el fútbol femenino ha experimentado un fuerte crecimiento, aunque a niveles muy inferiores de la categoría masculina, no sólo a nivel de seguimiento por los aficionados sino también por las condiciones contractuales de las jugadoras. Después de varias reivindicaciones, a partir de la temporada 2020-2021, la 1ª División Femenina pasará a ser profesional, lo que implica diferentes cambios y mejoras.

La nueva 1ª División femenina de fútbol dejará de estar organizada por la Real Federación Española de Fútbol y lo será por una nueva entidad que estará integrada por los clubes participantes. Otra novedad que se deriva de la profesionalización es que esta nueva entidad gestora puede comercializar diferentes activos de la competición como los patrocinios, los “namights” de la competición, el balón oficial, etc… De todas maneras, los derechos audiovisuales son propiedad de los clubes, algunos los tienen adjudicados por su cuenta mientras que el resto lo realizan de manera centralizada. Se espera que, con la profesionalización de la competición, la entidad gestora pueda llegar a convenios de colaboración para mejorar las condiciones en futuras negociaciones.

Enlace al artículo completo en el blog del Máster de Gestión Deportiva de la BSM- UPF

Esta entrada fue publicada en deporte. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.