Ser dueños de nuestro tiempo

Hace mucho tiempo que se me pasa por la cabeza la fórmula/s para poder controlar y tener más poder sobre qué es lo que quiero hacer con mi tiempo (24 horas al día), está claro que no es una cuestión nada fácil, por no decir que casi imposible, pero yo creo que, actualmente, quien puede decidir en todo momento qué hacer con su tiempo ha de ser la persona más feliz del mundo.

Uno de los activos más importantes que tiene el Estado o el Sistema en general es el Tiempo, en concreto nuestro tiempo, tienen 8 horas nuestras de cada día porque, está claro, hay unos gastos y hay que trabajar para poder pagarlos y a la vez para poder comprar, además tenemos una vivienda que pagar (durante nuestros siguientes 30 años aproximadamente) con lo que gran parte de nuestro tiempo futuro también ya está ocupado, ¿qué pasaría si no fuese así? Sí nosotros decidiésemos, con sus consecuencias positivas y negativas, qué hacer con nuestro tiempo a lo mejor este Sistema funcionaba mejor o, por lo menos, se vería si es más justo.

Yo sigo empeñado en conseguir ser dueño de mi tiempo y es que, aunque muchas veces se nos olvida, estamos aquí por un tiempo limitado y lo que no logremos vivir o disfrutar no lo podremos volver hacer por lo que yo perseveraré en el intento, si lo consigo ya os explicaré cómo lo he conseguido ;).

Esta entrada fue publicada en tiempo. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.