Ser proactivo, hacer que las cosas pasen…

Este es el primer principio que, según Stephen R. Covey y su libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” y que estoy leyendo un poco cada día, hay que tener en cuenta para poder llegar a ser más independientes y decidir más por nosotros mismos sin que el entorno al final lo acabe haciendo.

No me refiero a que hay que ser proactivo en el sentido de estar todo el día redactando propuestas, llamando a clientes, asistiendo a reuniones, …, sino en el sentido de plantearnos pequeños compromisos diarios con nosotros mismos y, sobretodo, mantenerlos, sin ponernos excusas sobre otras personas o el entorno, sólo centrándonos sobre nosotros, no tenemos que pensar en cómo lo harían ellos sino en cómo lo debemos hacer nosotros, si pensamos que el problema está fuera, tenemos que reflexionar, ese pensamiento es el problema.

Saber que somos responsables y libres en nuestras respuestas y actuaciones con respecto al entorno nos abre mucho más la mente que si pensamos que no podemos hacer nada para cambiar las cosas, si no somos proactivos con nosotros mismos, si no decidimos, el entorno o la situación lo hará por nosotros y, si te paras a pensar tiene toda la razón, día a día lo iremos aplicando 😉

Esta entrada fue publicada en 7 hábitos, coaching. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.