Sierra Nevada y las estaciones de esquí catalanas cierran la campaña navideña al alza

La temporada invernal prometía buenas previsiones y, de momento, las está cumpliendo. Sierra Nevada y las estaciones catalanas de esquí, como La Molina, dos de las más destacadas de España, han cerrado la campaña navideña con un aumento notable en el número de esquiadores. El complejo granadino ha aumentado el número de visitantes totales un 23,5%, hasta 180.000 personas, mientras que los centros dependientes de la Generalitat de Catalunya no indican la cifra total, aunque aseguran haber registrado incremento del 67% entre todas.

El 78% de las personas que acudieron a la estación de Sierra Nevada fueron esquiadores, mientras que sólo el 22% acudieron como visitantes. La ocupación hotelera entre el 23 de diciembre y el 6 de enero fue del 80%, con varios de los complejos rebasando el 90% de su capacidad. La superficie media esquiable durante estas dos semanas ha sido de 52 kilómetros, menos de lo habitual, después de que tras tres días de lluvia intensa parte de los recorridos fueran afectados.

Las estaciones catalanas, dependientes de Ferrocarrils de Catalunya, que a su vez es propiedad de la Generalitat, sí que se han beneficiado de mejores condiciones meteorológicas. La Molina ha registrado un aumento del 56% de os visitantes, mientras que Ripollès, Vall de Núria y Vallter 2000 cerraron este período con un incremento del 32% de personas. La tasa de ocupación hotelera también fue superior al 80%, once puntos más que en 2018.

Esta entrada fue publicada en esqui. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.