Tener un fin en la mente

Siguiendo con el -interesante- libro de Steven Covey “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, el segundo hábito que nos explica es el de “tener un fin en la mente”, o lo que es lo mismo saber hacia dónde nos dirigimos, tener claros nuestros valores para dar los pasos necesarios en esa dirección.

Esto lo podemos aplicar en todos los aspectos de nuestra vida, personal, profesional, familiar, …, se trata de fijar nuestros valores, tener una misión y enfocar nuestros recursos y esfuerzos hacia ellos, así seguro que se cumplen, también fijándonos unos objetivos o metas intermedias que nos ayudan a la consecución de nuestra misión. Si se trata de fijar la visión de una empresa u organización es básico que todos los miembros de la misma intervengan en la definición de esa misión, la efectividad será mucho mayor, sin duda.

Es básico fijarse unos objetivos a corto y largo plazo, seremos más eficaces y sobretodo porque enfocaremos nuestros esfuerzos a conseguir lo que realmente queremos (que será lo que nos hemos fijado). Hay que tener claros nuestros valores y ser responsables de nuestras conductas, entendido el segundo hábito, vamos ahora a por el tercero 😉

Esta entrada fue publicada en 7 hábitos, un fin en la mente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.