Un algoritmo y tecnología de videojuegos para optimizar el aforo de los estadios

El regreso del público a los estadios parece cada vez más cerca. Aunque nadie se atreve a hacer un vaticinio, LaLiga ultima un protocolo que permitirá la asistencia a los campos con mascarilla, inscripción previa de los abonados, entrada nominativa con horarios de acceso escalonados o la prohibición de consumir dentro del recinto. ¿Cuántos seguidores podrán entrar? Es la incógnita que deja el borrador de LaLiga, que deja el aforo máximo permitido en manos del CSD y las autoridades sanitarias . Los clubes están inquietos. Con siete jornadas de competición, dudan y hacen cábalas. Pero en septiembre, cuando arranque la próxima temporada, saben que ese será el escenario más probable.

Muchos de ellos habían anunciado cómo compensar a sus abonados y saben que en la nueva normalidad tendrán que calcular la mejor forma de alcanzar el mayor porcentaje de abonados cumpliendo con las medidas de distanciamiento de metro y medio. Podrían hacerlo, grosso modo, anulando asientos y filas, como sugiere el protocolo liguero, pero esto provocaría que, en muchos casos, ni siquiera pudieran cubrir los gastos de apertura del recinto.

Enlace al articulo completo en El Mundo.

Esta entrada fue publicada en futbol, tecnología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario