Un cumpleaños no del todo feliz…

Ayer fue 10 de febrero, mi cumpleaños, nada más y nada menos que 36 primaveras, como pasa el tiempo madre mía, el día a día te come la visión global y pensándolo fríamente ya has pasado más de un tercio de lo que seguramente tendrás de vida y casi no te has dado cuenta.

Ha sido una “celebración” amarga, la situación crítica de un familiar, al ser día laboral pues trabajando con las tareas y proyectos diarios y la falta de ganas han hecho que no hubiese casi nada de celebración eso sí, más llamadas y mensajes de los habituales y felicitaciones a través de las redes sociales en abundancia, todo eso es de agradecer y ya suple con creces la situación actual de ánimos en la que nos encontramos…

Ya ha pasado un año más o, visto de otra manera, ya queda un año menos (que aunque la dos sean ciertas me gusta más la primera ;)) esperamos que los siguientes cumpleaños se puedan celebrar con mejor ánimo, de todas maneras lo importante no es la forma de festejarlos sino el hecho de ir cumpliendo año tras año 😉

Esta entrada fue publicada en cumpleaños. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.