Una edición más de la Everest Trail Race

Durante esta semana los participantes de la Everest Trail Race están ya en tierras de Nepal y, donde desde el 7 al 11 de noviembre se celebrará esta dura prueba por el Himalaya de Nepal y específicamente en la zona del Solukhumbu, entre  los 2000 y los 4100 metros de altitud. Se estructura en seis etapas de aproximadamente 22 km., 28 km., 30 km., 31 km., 20 km, y 22 km., respectivamente, y desniveles acumulados diarios (+/-) que pueden ir de los 3000 a los 5900 m.

La peculiaridad de esta prueba deportiva, además evidentemente del magnífico entorno en el que se desarrolla, es que está organizada en su totalidad no por gente del territorio sino por emprendedores catalanes que decidieron montar su prueba deportiva pero no aquí sino en el Nepal nada más y nada menos, un claro ejemplo de internacionalización del emprendimiento en el sector deportivo. Uno de los retos más importantes de los organizadores es la de poder reunir patrocinadores, colaboradores, interesados en una prueba de esta dureza y que además se realiza muy lejos de aquí. El entorno en el que se lleva a cabo también es un desafío, no sólo para los deportistas sino también para la organización sobretodo por todo el tema logístico que conlleva una prueba de estas características donde solamente se accede a pie a la zona de la prueba.

Seguiremos muy atentamente esta gran iniciativa que cuenta con uno de sus mayores activos, la experiencia que ya va acumulando edición tras edición y también el espectacular paisaje con los Everest, Lothse, Ama Dablam, Tamseku, Kangtega, Makalu, Kanchenjunga…, todo un estímulo para los participantes de la Everest Trail Race.

Esta entrada fue publicada en Everest Trail Race. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.